¿Cómo explicarías eso llamado “conflicto vasco”?

V. ha venido de visita. Es burgalesa. Nos conocimos en Madrid hace ocho años y aunque no tenemos nada que ver, es una de mis mejores amigas. Quizá porque ella no estaba preparada para entender, quizá porque yo no he sabido explicarlo de forma comprensible, lo cierto es que hasta este fin de semana no ha empezado a entender cuál es la  situación que se vive en Euskal Herria. Ha entendido que aquí no todo es blanco o negro (como nos cuentan los medios de comunicación, los políticos…), sino que la gama de grises es muy amplia.

Estoy preparando un post para explicar qué es eso llamado “conflicto vasco”. Pediré a los euskaldunes (vascoparlantes) su punto de vista en ZuZeu.com. Los vascos que no habláis euskera podéis opinar aquí. A los no vascos os pido, por favor, que trasladéis vuestras preguntas.

El objetivo de todo esto es puramente informativo.

Actualización (14/09/10): Tras los últimos acontecimientos (el documento de la IA y el comunicado de ETA) he decidido no seguir adelante con este experimento. La decisión no ha sido fácil, pero creo que es mejor así. Gracias por participar.

Anuncios

30 Respuestas a “¿Cómo explicarías eso llamado “conflicto vasco”?

  1. Siempre me he preguntado el porque de tantas preguntas en formato local o regional, o transnacional. Yo que vivo en una tierra ocupada, y por auténticos cafres y rellenada de incultura, y llamada Andalucía.
    Lugar que han oyado todos y todas y que siempre han despreciado todos y todas con especial infamia, lo cual no parece importarle a nadie, ni siquiera a los propios andaluces.

    En fin, al margen de esos localismos que tanto me apartan y me disgustan, tan sólo, y sin entender o dejar de entender, que no es necesario tanto entender a veces para qué cosas, sino que lo importante es llevarse bien, amar la libertad, para tí, para mí y para todos… por favor, que os pueda entender, creo que es necesario, sino indispensable, que penseis que debeis de entender a los demás para conseguir que os entiendan a vosotros.

    En caso contrario seguireis de espaldas hacia los demás, y es que quién, tan sólo se mira su culo, sólo su mierda huele.

    Y disculpas por las formas.

    Un saludo desde una zona abandonada, sojuzgada, abandonada y triste de Andalucia, Jaén, que seguramente ni conoceras.

  2. Pingback: Tweets that mention ¿Cómo explicarías eso llamado “conflicto vasco”? | Alderrai -- Topsy.com

  3. Lo mas interesante a saber es la origen del conflicto. Empieza con Arana? Con las guerras Carlistas y los Fueros o con Franco?

    Y mas importante, y ETA? un grupo legitimo durante la dictadura pero que perdió importancia y legitimidad en la transicion hasta que se tornó un problema tanto para España cuanto para los proprios Abertzales desde la democrácia o, por lo menos, desde fines de la guerra sucia?

    Y un poco mas, como funcionan – funcionan? – efectivameniente los pactos como Ajuria Enea, Lizarra y etc…?

  4. Para mí es una dicotomía de elementos cuya mezcla no tiene solución posible: Nuestra querencia por los pintxos y las reticencias al sexo explícito. Todo el mundo sabe que no se puede arrear con la tripa llena, pero para cuando la tienes lo suficientemente vacía ya te vuelve a apatecer tomarte un txakolí y una banderilla de gambas :D

  5. Atocha de Alós

    ¿Porque los no vascos solo podemos preguntar y no opinar, sobre algo que ocurre en nuestro país, en nuestro entorno, en nuestro continente, en nuestro planeta y que para nuestra desgracia, nos afecta?

  6. ¿Existe un conflicto vasco? En qué descansa ese ‘conflicto’, ¿en un grupo que quiere llegar a sus fines por medio de la violencia? ¿En sustituir un supuesto aparato opresor por otro?
    Quizás porque estoy muy lejos, pero no me creo eso del ‘conflicto’.

  7. Lo que es seguro es o todo es negro ni blanco… si no mal vamos

  8. @rayjaen Precisamente lo que queremos aquí es entendernos. Nosotros entenderles a ellos, pero que ellos nos entiendan a nosotros. Llevamos demasiados años así. El objetivo de este experimento es crear un caleidoscopio que intente aproximarse a la realidad para que si alguien quiere saber de verdad qué pasa aquí, pueda encontrar información de primera mano. Nada más. Por cierto, sé dónde está Jaén.

    @Raphael Gracias por pasarte por aquí. Intentaremos resolver tus dudas. No deja de sorprenderme que un basileño sepa más que muchos aquí… ;-)

    @loveof74 Creo que ha llegado la hora de poner en marcha los pactos del cuarto oscuro con barra libre de txakolí. Empezamos a pedir firmas?

    @Bomarzo No me queda claro lo que quieres decir, querido…

    @Oscar De todas formas, mal vamos también

  9. Hola, Izaskun.

    ¡En menudos berenjenales te metes! No tengo la receta, pero como en todo lo importante es hablar y escuchar; dialogar, en suma. Pero el otro día dijo Álvarez-Solís que “un diálogo son dos monólogos que se estorban”.

    A veces parece que no sintonizamos la misma emisora. Que unos estamos en Onda Media y los otros se mueven por la Frecuencia Modulada.

    No sé. Suerte. Yo estoy cansado. Menos mal que mañana pillo vacaciones.

  10. En português, pero creo que vale!=)

    O País Basco (Euskal Herria), região histórica encravada no extremo norte da Espanha e com prolongamentos até o sudoeste da França, continua a ser sacudido por um conflito amplo e antigo. Após repetidos casos de repressão, prisões arbitrárias e ilegalizações de partidos políticos, a Esquerda Nacionalista se prontificou, mais uma vez, a abrir um processo de negociação sem exclusões, propiciando o debate franco e aberto entre todas as forças políticas e sociais.

    Poucos, no Brasil, têm o real conhecimento do conflito basco. O que se lê aqui se resume a pequenas notas em veículos online, normalmente acusando a ETA (Euskadi Ta Askatasuna ou Pátria Basca e Liberdade) de um ou outro ataque. Sobre a repressão espanhola, os casos de tortura e de censura contra os nacionalistas bascos (conhecidos como abertzales), nenhuma palavra ou citação, seja na grande mídia ou na mídia dita alternativa.

    Breve história de resistência Por mais de um século, o povo basco luta por sua independência e o movimento nacionalista tem se organizado e sido duramente combatido – seja pela violência, por fraudes ou por leis criadas especificamente para impedir sua ação – enquanto tenta angariar apoio para sua luta.

    Fato comum na Espanha de hoje são as prisões arbitrárias – e em muitos casos seguidas de tortura – de militantes nacionalistas acusados de pertencer à ETA. O grupo virou um bode expiatório em um processo irreversível e absurdo, no qual “tudo é ETA”.

    A organização, criada tanto para lutar pela independência quanto contra Franco, de grupo admirado pela militância passou a figurar nas listas de terrorismo internacional como responsável por mais de 800 assassinatos políticos, e sofre um processo de revisionismo que visa acabar com sua história.

    Durante o regime de Franco (1939-1976), as torturas, execuções e prisões eram lugar-comum. Com a chegada da democracia acreditava-se em um novo tempo, um processo de debate democrático. Engano. O período posterior à ditadura, conhecido como Guerra Suja, patrocinado e financiado pelo governo do premiê socialista Felipe González (1982-1996), deixou dezenas de mortos em ações de grupos de extrema-direita cujo objetivo era o assassinato político de membros da ETA, de partidos nacionalistas bascos e da militância Abertzale. A repressão financiada pelo Estado, na Espanha, permanece inalterada até os dias de hoje.

    Ilegalizações e fechamentos Desde 2003, a repressão tem seguido um novo caminho, o da ilegalização de partidos políticos. Sob a acusação de pertencer ou de serem controladas pela ETA, diversas formações políticas de esquerda e nacionalistas foram ilegalizadas: Batasuna (primeiro a ser ilegalizado, em 2003), Aukera Guztiak, ANV-EAE (partido histórico fundado nos anos 30), PCTV-EHAK, D3M, Askatasuna…

    Hoje, o grupo que se denomina “Izquierda Abertzale”, ou “Esquerda Nacionalista” é proibido, sob todas as formas, de votar e eleger representantes. Isto representa cerca de 20% da população basca que é marginalizada do processo democrático, em muitos casos, por meio de processos falhos e cheios de incorreções e confusões.

    No campo da liberdade de expressão, a Espanha não faz melhor. O diário Egin (“Fazer”) e o Egunkaria (literalmente “Diário”) foram fechados em 1998 e 2003, respectivamente, sob a acusação de fazer apologia ao terrorismo (ETA) e de serem controlados por esta organização. Em abril deste ano a Justiça reconheceu seu erro sem, porém, indenizar as vítimas tanto do fechamento quanto das posteriores prisões e torturas praticadas pelas forças de segurança espanholas, e sem um pedido de desculpas ou indenizações. Agora, discute-se a censura como instrumento de Estado para calar a voz nacionalista.

    Grandes manifestações Encontram-se presos, hoje 762 bascos detidos por suas atividades políticas em cadeias espanholas – política criticada por organismos de direitos humanos. Este número só é superado pelo de pessoas presas até 1969 em pleno Estado de Exceção decretado por Franco: 860.

    No fim de 2009, duas grandes marchas demonstraram o grau de insatisfação da população com as constantes prisões e repressão e reuniram, em 17 de outubro (Donostia-San Sebastian) e em 28 de novembro (Bilbao), mais de 45 mil manifestantes cada uma, e unificaram os diversos partidos nacionalistas ainda legais, como EA, Abertzaleen Batasuna, Aralar e os membros do ilegalizado Batasuna.

    Os protestos foram organizados em repúdio à prisão simultânea de 34 jovens militantes do grupo estudantil Segi, que foram detidos e mantidos sob estado de incomunicação (instrumento repetidas vezes condenado pela Anistia Internacional e pelos órgãos de Direitos Humanos da ONU) na maior operação policial desde o fim da ditadura de Franco e em solidariedade aos líderes do Batasuna, presos sob acusações de “enaltecimento ao terrorismo” e participação na luta armada.

    A discussão atual Atualmente discutem-se os efeitos do documento “Zutik Euskal Herria” (“Em Pé País Basco”, lançado em fevereiro pelos militantes do ilegalizado Batasuna e que prega um processo amplo e continuado de negociações, acumulação de forças, e buscando uma solução para o conflito.

    Em apoio ao processo de paz proposto nas páginas do Zutik Euskal Herria e tomando a frente no processo de negociação, a rede Lokarri convidou o sul-africano Brian Currin (mediador no desarmamento do IRA e no fim do apartheid de seu país) para apoiar e indicar caminhos para a resolução do conflito e, através da “Declaração de Bruxelas”, conseguiu o apoio de cerca de 20 líderes internacionais e especialistas em resolução de conflitos – dentre eles Nelson Mandela, Frederik de Klerk, David Hume e Desmond Tutu, todos agraciados com o Nobel da Paz – para pressionar por um processo de negociação com base nos chamados Princípios Mitchell.

    Diversas declarações e acordos foram feitos desde o fim do regime de Franco, como o Pacto de Ajuria Enea (1988) e de Estella ou Lizarra (1998), sem que nenhum deles tivesse obtido o sucesso esperado. O Estado já buscou negociar diversas vezes com a ETA e vice-versa, e as negociações sempre emperram num mesmo ponto: a ETA só aceita dialogar quando a opção da independência for uma via real. O Estado se nega a discutir termos sem o fim completo da violência. Neste jogo continuam a tortura, a intimidação e as prisões arbitrárias, ao mesmo tempo em que prossegue a violência da ETA com seus assassinatos seletivos e bombas que também vitimam inocentes.

    Apesar do otimismo atual com os recentes pactos e discussões, vê-se que ainda falta muito chão a ser percorrido no caminho da paz e do fim do conflito basco. É preciso acabar com a tortura e as ilegalizações para que, então, a ETA se esvazie de sentido.

    Post original: http://tsavkko.blogspot.com/2010/06/artigo-na-forum-um-olhar-sobre-o.html

  11. He aquí mis (cuatro) definiciones sobre el conflicto vasco:

    1. (La territorial): Brecha abierta entre un pueblo (vasco) que se siente “incómodo” (sobre todo porque se le niega su existencia y porque se considera desestructurado en tres “imposiciones” administrativas: la separación de la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra en Hegoalde – y las tres provincias de Iparralde) dentro de dos Estados (España y Francia) donde hasta el día de hoy se encuentra alojado.

    2. (La histórica-armada): Fricción vasco-española cuya fecha de inicio puede considerarse en los tiempos de la primera guerra carlista (hace 187 años, aprox.), con continuidad en la segunda guerra carlista y cuya última manifestación ha sido y sigue siendo la lucha armada que ETA mantiene contra el Estado español, cada vez con menos apoyo social. Las tres manifestaciones violentas pueden considerarse como tres guerras (vasco)civiles en las que los matadores y los muertos y los perseguidores y los perseguidos han tenido, entre sí, vínculos de “hermanos o primos hermanos” mal avenidos por defender ideas de su “país vasco” diametralmente opuestas. Es de suponer que esta “tercera guerra” ha tenido continuidad porque las otras dos se cerraron en falso.

    3. (La lingüística-social-moderna). Conflicto entre los vascos-“euskaldunes” (portadores de la cultura vasca) y entre los vascos-“castellanos” (portadores de la cultura española) surgido como resultado de una emigración (castellano-parlante) “excesiva” entre 1950 y 1970 desde diversas zonas de España hacia el País Vasco. El miedo de unos (de perder su principal seña de identidad: la lengua, o de verla mermada por la presión del castellano) y el recelo de otros (por sentirse presionados a estudiar el euskera) ha creado una brecha lingüística que salpica a lo social, y que, aunque cada día menos, mantiene a las dos comunidades lingüísitcas un tanto separadas.

    4 . (La de los negadores). Dícese de un conflicto que no existe.

    (NOTA: es un error coaligar en acceso directo a ETA con el conflicto vasco. El conflicto vasco, o la brecha vasco-española, estaba antes de ETA y estará después).

    Solución al conflicto: el reconocimiento del pueblo vasco para que decida dónde y cómo quiere estar, es decir, la autodeterminación (no confundir tampoco autodeterminación con independencia).

    Fdo: un residente en el País Vasco, nacido en Aragón, y de padres castellanos (un euskomañocastellano).

    • Pues para mí, Jose, uno de los problemas del conflicto es que haya gente que considere “excesiva” la emigración hacia el País Vasco entre los 50s y los 70s.
      Es el tipo de cosas que unen a todos los nacionalismos, de todos los signos. Dirás que tú no eres nacionalista, como casi toda persona a la se le debate este asunto… y tampoco te digo lo contrario. No hablo de eso ni me confundo con eso, sólo me centro en esa expresión de “excesiva”, la diga quien la diga.
      También me gustaría que alguien me dijese qué es el pueblo vasco, quiénes lo forman y/o cuáles son sus límites.

      • Por eso la he entrecomillado, porque forma parte de parte del discurso nacionalista vasco. Aún así te diré que para esa parte del nacionalismo vasco, lo excesivo tiene que ver con los riesgos reales a perder su propia lengua, en tanto que la población portadora del euskera disminuyó ostensiblemente en comparación a la portadora del castellano. Esta dinámica se ha frenado con la política lingüística que, al menos, pretende una sociedad bilingüe (algo para lo que todavía queda bastante tiempo).

        Y sobre qué es el pueblo vasco, yo no sabría decirte. Un vasco castellano parlante te diría una cosa; un vasco euskaldun te diría otra. Un vasco constitucionalista (castellano parlante o euskaldun, que los hay dentro de esta categoría) te diría una cosa; un vasco independentista (euskaldun o castellano parlante, que los hay también dentro de esta categoría) te diría otra. Si la cosa la despiezas en partidos políticos (con todos sus matices que diferencian entre sí a los partidos nacionalistas vasquistas y a los partidos nacionalistas españolistas) imagínate lo que se complica la respuesta.

        Para mí, este último párrafo es una muestra de la esencia misma del conflicto vasco.

        Y para terminar, se confirman tus sospechas. Te digo que no soy nacionalista (ni vasquista ni españolista). Y en mi caso personal, votaría sí en un supuesto referendum de autodeterminación, y me abstendría en un supuesto referendum de independencia.

  12. Ojo, guapa, que la cosa que yo contaba puede tomarse al pie de la letra o ser una metáfora. Para los que tengan neuronas, que yo no tengo ya:D
    Los entornos, con txakoli, son menos entornos. Que se lo digan al NYTimes….

  13. @Iturri: Berenjenal? Puede ser, no lo sé. Lo único que sé es que es un tema sobre el que opina todo el mundo. Muchos sólo con la información que reciben de los medios de comunicación, que como sabemos, es sesgada. Me gustaría que la gente plasme su postura, sus vivencias, para que se forme un caleidoscopio que refleje de manera más cercana a la realidad lo que ocurre aquí. Yo también estoy harta, por eso lo hago. Ondo pasa oporretan ;-)

    @Tsavkko @Jose @YouXE Gracias por vuestros puntos de vista. Todo suma.

    @Loveof74 Voy a empezar a hacer camisetas con tus frases. Aviso.

  14. Soy española (porque nací en España) pero nada nacionalista. Es más, no entiendo ningún nacionalismo.
    Entiendo bien el amor a la tierra, la lengua, la cultura, la identidad propia de cada pueblo… Nacer y/o vivir en un lugar te marca como persona y te hace, en cierto modo, diferente a la persona que serías si nacieras en otro sitio distinto. Ni mejor ni pero, simplemente diferente.
    Adoro Eukadi y me “escapo” para allí cada vez que tengo ocasión. Me gusta su gente (noble), su mar (esas olas de Mundaka y la playa de Laga), su gastronomia (¡el paraiso!), su montaña (aunque sólo consiga subir el monte Jaizkibel)… Repito: adoro Euskadi o, Euskal Herria si lo preferís, que también conozco y gusto del país vasco-francés.
    Pero (siempre hay un pero) … hace mucho que dejé de entender el “rollo” de ETA. Respeto las aspiraciones de independencia de cualquier territorio, máxime si tiene motivaciones históricas reales, ¿pero las armas? No. Definitivamente no entiendo ni quiero entender el derecho a sesgar vidas (por parte de nadie). Matar sólo si es en defensa propia y/o de los tuyos.
    Para el resto está la pedagogía y el trabajo político.
    Claro que “el otro bando” es una cuadrilla de impresentables (por no utilizar palabras más fuertes) manipuladores de medios de comunicación y demagogos hasta límites increibles.
    En el fondo tengo la terrible sospecha de que ni unos ni otros han querido nunca acabar realmente con esta “guerra” lo que, digan lo que digan y aunque nos vendan lo contrario, sería muy fácil con voluntad real por las dos partes.
    A lo mejor es que no tengo ni idea del tema :-) … Gracias por el interesante debate.

    • Rocío, pero el amor a la tierra, la lengua, la cultura, la identidad propia de cada pueblo es exactamente lo que cria el sentimiento nacional. Hay que decir, también es possible la identificación con otra nacionalidad que no la tuya, pero todo esto que has dicho es el mas puro sentimiento nacional.

      cuanto a las arma,s no hablo solo de ETA, pero y los movimientos de liberación nacional en África? Ásia? Y los argelinos contra Francia o los Sarauís contra Marruecos? O, ejemplo actual, los Palestinos o Libaneses asesinados por Israel?

      Algunas vezes solamente la fuerza de las armas puede resultar en real independencia.

      Creo que ETa tuvo su tiempo, tenía una razón para existir cuando la opresión era insoportable, pero hiy creo que existen otras maneras de hacer la lucha, solo por vias políticas, aunque creo ser terrible el revisionisto que se hace en contra ETA. Argala, Txiki y otros son héroes y no puedes ser llamados de “terroristas’ por luchar contra Franco.

      Y, tu dices que se justifica matar por defensa de otros o de si mismo, pués este es el raciocínio hecho por los grupos armados. Estan luchando en defensa de su pueblo e de su cultura y derechos.

      Cuando se habla o estudia temas como el nacionalismo;terrorismo hay que tener siempe en cuenta que no se puede utilizar siempre la misma línea de pensamiento para todas las situaciones y que es siempre interesante piensar como piensam los que decidem tomar a las armas, una decisión que no es ni un poco simples.

      Muy interesante el debate!

  15. Raphael,
    No sé si voy a ser capaz de explicarlo pero … lo inténtaré! :-)
    El amor a la tierra, la lengua, la cultura… tiene poco (nada) que ver con estos demagógicos nacionalismos políticos. Es mi opinión.
    En otros tiempos hubo represión en HE pero … ¿hoy? Hoy hay la misma que en el resto del Estado y que en casi todos los países “occidentales”.
    Por eso mi lucha es otra.
    Soy comunista y, por lo tanto, internacionalista e intento no entrar en el juego de estos “nacionalismos baratos” (para mí, todos lo son) si el derecho a hablar en la Lengua madre ya está reconocido, el estudiar y defender su cultura es un hecho y amar la tierra nadie puede impedirlo.
    A mí que me hablen de luchar contra el capitalismo, de defender a las personas más desfavorecidas, de los derechos civiles cada vez más pisoteados, de la justicia cada día más manipulada , por la solidaridad entre los pueblos… El resto, estos absurdos “pulsos” de fuerza, no me parecen problemas de primer orden. Más aún si tenemos en cuenta que vivimos en un mundo globalizado, dirigido y gobernado por personas y entidadades que no elegimos democráticamente por lo que, para mí, lo mismo da vivir en un estado que se llame España, Euskal Herria o Chotalandia … El “cotarro” lo están manejando ya sabemos quienes mientras nosotros discutimos (y a veces hasta nos matamos) defendiendo no sé muy bien qué.

    Espero no haber resultado demasiado demagógica pero es que hay cosas que me pueden :-)

  16. Curiosamente el “problema vasco” ni siquiera es tema de conversación en euskadi a pie de calle.

    pero si se lo quitáramos a los políticos y a los medios de la boca la palabreja…en que se quedarían los informativos??

    algunas veces flipo,entre las noticias nacional, las politicas y un partido del athletic, si se enfrenta a algun equipo gordo como el Mandril , ya esta el informativo solucionado

    21 minutos de 27 hablando sobre esto

    me da a mi que la obsesión biene de fuera..aqui lo que nos preocupa es lo que a los demás,las mismas necesidades básicas

    comer,dormir bajo techo y que no te pille lejos el bote de vaselina, en resumen

    un saludo

  17. Pues que llevamos tanto tiempo oyendo eso del ‘conflicto vasco’ que al final lo aceptamos como un axioma incuestionable. Y yo me pregunto si realmente hay un conflicto vasco. Quizás sea la ignorancia o la distancia, pero lo que veo es un grupo de asesinos que mata -cada vez menos, afortunadamente- y que emborrona cualquier pretensión soberanista por vías democráticas. Para que exista conflicto debe haber dos partes y aquí, me falta una.

  18. Hablar a secas de un “conflicto” me parece desacertado (lo siento, Izaskun, siempre tiene que venir el lelo de turno -en este caso yo- para decir aquello de “la pregunta no esta bien formulada”, pero me parece que en este caso el término en cuestión puede dar lugar a malentendidos, y de hecho varios de los comentarios anteriores se refieren a temas diferentes que cada cual engloba en su versión del “conflicto”). A mi entender, hay varios conflictos: (que enumero no exhaustivamente): el identitario, el lingüístico, el político, el violento, el social.

    Hay gente que opina que todos los conflictos con el mismo. Yo no lo veo así: creo que tal vez estén relacionados, pero no forman parte necesariamante del mismo lío. Cada uno tiene su solución separada, mezclarlos sólo conduce a dificultar la salida (o las salidas).

    Todo parte del conflicto identitario (la disparidad de criterios entre la parte de vascos que no se siente cómodo perteneciendo a España y quien está a gusto con las cosas tal y como son). El conflicto lingüístico (los que hablan la lengua minoritaria se sienten discriminados frente a los castellanoparlantes) agrava la sensación de frustración una de las partes, que entienden que sólo teniendo su propio Estado verían satisfechas sus aspiraciones identitarias. Como se trata del encaje de una población en un país o en otro, la solución tiene que ser política.

    Ahora bien: el conflicto identitario / lingüístico se complica, se corrompe, cuando vemos que hay gente dispuesta a matar por ello. Eso entra dentro de otro problema, relacionado pero no inherente a los anteriores: el conflicto violento. Hay muchos conflictos identitarios o sociales en el mundo que se resuelven pacíficamente, otros que no se resuelven pero que no tienen manifestaciones violentas. Para nuestra desgracia, una parte de los vascos considera (ha considerado) que merece la pena morir, matar, aceptar que se mate, con tal de que el conflicto se resulva como ellos quieren. A mi entender, este es OTRO problema, tal vez ética y socialmente más grave, para el que tal vez sea más urgente buscar solución, pero otro problema diferente a los anteriores.

    Ante esta situación, hay dos discursos que no comparto: el que dice “el conflicto violento es manifestación de un problema más profundo, uno no se arregla sin arreglar el otro”. No comparto esta argumentación porque el hecho de que se pase a los tiros me parece un problema en sí que hay que evitar, y que corrompe -y complica- un debate que debería ser político. El otro discurso con el que estoy en desacuerdo es el del “la violencia es el único problema”. Es UN GRAN problema que requiere soluciones especiales, pero no tiene que cegarnos para ver los otros.

    Por si no fuera poco, está claro que, como en cualquier otra parte del mundo, en Euskadi existen también tensiones y conflictos sociales que menciona Rocío. Pero esto ya es para un post más largo…

    Y por cierto, @jainko, creo que estos temas sí están al pie de la calle (al menos las calles en las que me muevo yo). Me resisto a creer que a la gente solo le preocupe “comer y dormir bajo techo”. Para empezar, porque el “pequeño detalle” de a qué país pertenezcas influye en quién es el que toma las decisiones que te afectan más directamente, y cómo las tome (por ejemplo, el precio de la vaselina, el régimen de tu vivienda, cómo educas a tus hijos, etc…). Y eso afecta a tu vida diaria.

    Saludos y a por ello.

  19. @Andoni creo que te has explicado muy bien. Y me apunto tu modo de resumir “los conflictos vascos”.

    Eso sí, solo me gustaría añadir un detalle: la violencia sí es consecuencia del conflicto político de fondo (proveniente del identitario), entre otras cosas. Hemos oido durante años la teoría de “cuando se solucionen las causas también desaparecerán las consecuencias”. No es totalmente falso. Hubo un tiempo en el que eso pudo ser así. Pudo haber funcionado.

    Actualmente, en cambio, el conflicto violento es tan grave y tiene tal importancia que su propia existencia bloquea una posible solución al conflicto político de fondo.

    Así que sí, estoy contigo en que es URGENTE solucionar el conflicto violento antes de nada. Pero eso sí, el más grave, el que ETA produce… pero también requieren de una urgente solución los DDHH violados por el Gobierno.

    Para quien solo le interese que se termine la violencia de ETA, le diré que también debería ser el primer interesado en solucionar el conflicto político. Por que si bien ETA surgió de un cúmulo de condiciones (entre las cuales se incluye una represión bestial de mano de un dictador), no sabemos lo que puede pasar mañana y nos conviene evitar que otro cúmulo de condiciones generen una nueva ETA por que el conflicto político sigue sin resolver.

  20. @Aberri, gracias por tu respuesta. Estoy de acuerdo en que el conflicto violento se deriva del político. Y está claro que “cuando se solucionen las causas también desaparecerán las consecuencias”. Eso es lógico y no me opongo, pero tienes razón en que tal vez no lo he dejado suficientemente claro.

    Lo que quiero decir con mi “separación de problemas” es que en otras partes del mundo hay conflictos identitarios, y no se traducen necesariamente en conflictos violentos (un ejemplo cercano: Catalunya. Ya sé que hay muchas otras diferencias, etc, etc, pero por el momento vamos solo a fijarnos en que allí también hay un conflicto identitario, y no ha habido consecuencias violentas perdurables ni remotamente tan graves como en EH). Desde esa perspectiva, lo que quiero subrayar es que en Euskadi tenemos un problema adicional -la violencia, las violencias- que en otros lados no tienen.

    Admitir que el conflicto violento tiene razones políticas es necesario, pero ello no nos debe llevar a no darnos cuenta de que es un problema en sí mismo, evitable y resoluble. Porque desgraciadamente en Euskadi muchas veces pensamos que los asesinatos de ETA son como la lluvia, que simplemente “suceden”. Decimos: “claro, es que hay nubes, y es normal que llueva”. Pues no. Del mismo modo que no hay lluvia sin nubes, una cosa no tiene porqué llevar automáticamente a la otra. Es factible, posible, probable, que haya nubes (conflicto político) y que no llueva (perdon por el ejemplo cutre, pero es lo único que se me ocurre ahora).

    Todos quisiéramos que luciera el sol, está claro, pero una vez que hay problemas, estos pueden ser de diversos grados. Y reconocerlo no significa estar ciego ante otras violencias (GAL, torturas, detenciones arbitrarias, cierre de medios de comunicación, Art 8 de la Constitución, etc). Pero quedarse en “el conflicto armado tiene raices políticas, y hasta que no se resuelva uno, el otro tampoco” es equivalente a decir “el GAL / torturas / etc viene como respuesta a otra cosa, hasta que no se acabe la raíz del problema no pararemos”. Es una espiral de mierda que no resuelve nada.

    Por eso, me parece fundamental, al abordar “el tema vasco” hacer esta reflexión en el plano teórico (que es el moral, donde a mi juicio realmente se toman las decisiones importantes) para separar conflictos -algo que parece obvio, pero que es a mi entender fundamental para darnos cuenta de que no estamos necesariamente abocados a las peores cincunstancias del lío identitario, que cada conflicto tiene y debe tener su porqué y porqué no. Y estoy de acuerdo contigo en que hay que resolver todas las violencias, DDHH incluídos, faltaría más. Pero el que haya varios problemas a resolver no obsta para que lo reduzcamos todo a un único nudo gordiano.

    Para terminar, dos discrepancias con lo que escribes (constructivas, constructivas, por supuesto):

    – “conviene evitar que otro cúmulo de condiciones generen una nueva ETA por que el conflicto político sigue sin resolver”. Tal vez seré un jodido soñador, pero creo que los vascos debemos de insertar en nuestro ADN un genoma que diga “No. Ni de coña”, y que transforme tu frase en un “Conviene que todos nos demos cuenta de que la respuesta violenta a un conflicto político sólamente crea un problema nuevo; de que matar o aceptar que se mate por el conflicto político es dar un paso más que no es aceptable moralmente ni eficaz políticamente (ya se ha visto qué lejos nos han llevado décadas de sangre)”.

    – “Actualmente, en cambio, el conflicto violento es tan grave y tiene tal importancia que su propia existencia bloquea una posible solución al conflicto político de fondo.” Creo que esto es cierto sólo desde la perspectiva abertzale. La violencia de ETA en su grado actual no preocupa ni lo más mínimo al Estado (de ser una “úlcera”, como decía Ansón, han pasado a ser un grano).

    Venga pues, mila esker ta laister arte.

  21. Como alguien que escribió mas arriba, soy un andaluz (apátrida y patriotófobo) que ama Euskadi y me gustaria plantear algunas preguntas.
    La madre de mis hijas es euskalduna euskaldunzar (perdón si lo escribo mal) y habla con ellas en euskera.
    Su familia es abertzale “de toda la vida”, y a ellos les entiendo y comparto muchas de sus inquietudes.
    Lo que no entiendo, al igual que ellos, es porque una parte minoritaria de su pueblo se auto proclaman gudaris, o salvadores de EH.
    ¿Quien les ha dado ese papel representativo? ¿Acaso lo tienen por razones coercitivas?
    ¿No deberían formar parte de la construcción de EH en proporción a su masa social, en vez de pretender liderar la misma?.
    Creo que la EH del futuro se está forjando, desde hace años, desde las ikastolas, y la minoría de la que hablo, me parece más una rémora que otra cosa (opinión).
    Otra de las cuestiones que se me plantean es, siendo la realidad del tejido social actual, consecuencia de la emigración española de las décadas 5o a 70, ¿Que solución se propone a dicha realidad? ¿Son igual de vascos los hijos de los inmigrantes? ¿Forman éstos también parte de la solución del problema?.
    En este asunto, intento ser como un marciano que aterriza, observa y opina (sólo lo intento).
    Disculpen la intromisión.

  22. Hola Vicente,

    Me temo que a tus primeras preguntas van dirigidas a un miembro de ETA más que a un vasco. De todas formas, me gustaría hacerte entender lo que a mi juicio pasar por esas cabezas para razonar como tu explicas.

    Ellos se sienten salvadores de Euskal Herria, para empezar por que hay cierto sector que así los considera todavía.

    Hace 40 años ese sector era practicamente la mayoría de la sociedad vasca. Nuestros padres cantaban aquello de “voló! voló!” y había “Gora ETA”s por todos lados. Los miembros de ETA eran admirados y transmitían respeto. Algunos supieron bajarse del tren a tiempo, cuando les correspondía. Otros no. La sociedad fue condescendiente por lo general al inicio con todos ellos. No estaban de acuerdo con seguir con la violencia, pero seguían siendo los luchadores que pelearón contra los fascistas (que aun en democracia seguían actuando de vez en cuando). Había un cierto sentimiento de propiedad, de identificación, de cercanía.

    En estos 40 años las cosas han cambiado totalmente, poco a poco. La sociedad se ha cansado, ya ni siquiera recuerdan los orígenes de ETA. Todos piden que pare. No queremos más muertos. Sigue habiendo un sector que los considera gudaris, dentro de la IA (no todos). Son sus amigos, familias, parejas… Hasta ellos se han convencido ya de que no hay solución con violencia. Da la sensación de que están pasando ahora por la misma fase que pasó la mayoría de la sociedad vasca tras la Transición.

    Este sector que admira a los miembros de ETA es más pequeño, tal vez no apueste ya por la violencia (sí, ambas cosas son compatibles), pero perdura. ¿Por qué lo hacen? Son los más cercanos. Sus amigos, parejas, familias… para ellos es una guerra. Es cierto que son los que más injusticias sufren por parte del Gobierno, por mucho que no cometan ni un delito. El Estado no se da cuenta (¿o sí?) de que ha estado alimentando más años de ETA.

    El miembro de ETA ha convivido en ese entorno antes de serlo, ha sufrido las consecuencias de vivir en ese entorno, y tras un cúmulo de circustancias que normalmente son una combinación de sufrimiento cercano, convicción ideológica, sentimiento de venganza, desesperación y otro tipo de necesidades personales, esa persona decide implicarse “al máximo” y meterse en ETA. Allí dentro, desconectado de la realidad, su pequeño sueño de héroe nacional se va haciendo grande. Se crea su propia realidad, pensando que su entorno le admira y el resto de la sociedad que no lo hace simplemente esta equivocada; cegada por el “enemigo”.

    Ahora vienen muchos cambios. Precisamene por que este entorno también está empezando a cansarse. Ellos, inocentes de todo delito, son los que terminan pagando los crímenes de ETA. El Estado ha decidido ir contra ellos: detenciones, ilegalizaciones, seguimientos, prohibiciones… y lo que es peor: la sociedad pasa. La sociedad pasa de las injusticias, si estas tienen lugar en el mundo de Batasuna. Por un lado por que (casi) nadie se quiere arrimar a ellos, por otro lado por que es muy muy difícil estar informados.

    En definitiva, la situación de ETA-Estado ya no es de “empate infinito” como se decía antes. El Estado va ganando y, cuantos más atentados cometa ETA, más ganará el Estado. Por lo tanto, desde la IA, se ha decidido cortar por lo sano con esa estrategia… Parece que funciona, a la sociedad vuelve a importarles las injusticias. EA y otros empiezan a perder el miedo a pegarse a ellos. Están viendo que si rechazan la violencia, todo va mejor…

    Y, mientras tanto, ETA está viendo que no sabe muy bien como va a terminar esto. Pero solo tiene una cosa clara: si comete un atentado será su final.

  23. Gracias a todos por haber creado este constructivo debate. No tengo palabras :-)

  24. Aberri: Chapeau.

  25. Gracias Aberri por tu extensa y lucida respuesta.
    Me gustaría que alguien, desde esa misma perspectiva, razonada y razonable, me respondiera a el segundo bloque de mis preguntas:

    “”Otra de las cuestiones que se me plantean es, siendo la realidad del tejido social actual, consecuencia de la emigración española de las décadas 5o a 70, ¿Que solución se propone a dicha realidad? ¿Son igual de vascos los hijos de los inmigrantes? ¿Forman éstos también parte de la solución del problema?.””

    Gracias de antemano.

  26. Esa segunda pregunta no te la he contestado por que me había quedado una chapa ya demasiado larga xD

    Yo creo que todas las sensibilidades políticas diferentes de Euskal Herria (que son unas cuantas) consideran que esos inmigrantes e hijos de inmigrantes son vascos con los mismos derechos y obligaciones que los vascos “originales”. Se contará con ellos como con cualquier ciudadano vasco. Yo no le veo mayor historia. En eso todos estarán de acuerdo, creo yo.

    Como ejemplo: mi pueblo pasó de ser un feudo de HB, a estar gobernado por el PSE a medida que fue creciendo de manera brutal en pocos años. Ahora ambas sensibilidades chocan en ciertos temas (identitario y lingüistico sobretodo). Todos sabemos que los miles de extremeños que viven en tal barrio han hecho crecer al PSE. Pero no creo que nadie les menosprecie por ello. Tienen los mismos derechos y la misma libertad de decidir el destino de nuestro pueblo que nosotros que nacimos aquí.

    pd: Eso sí, a mí sí que me haría especial ilusión si sus hijos se integraran en nuestra cultura e hicieran uso de nuestro idioma. Me parece bien que monten su “semana extremeña” y bailen flamenco. Es enriquecedor para todos. Pero creo que también sería una muestra de respeto si ellos también se integran en nuestra cultura y hacen uso de nuestra lengua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s