Por Lucrecia Pérez Matos

Lucrecia Pérez

Lucrecia Pérez Matos dejó la República Dominicana buscando una vida mejor. Llegó a Madrid con la esperanza de encontrar un trabajo y pagarle una carrera a su hija Kenia. Tras pasar veinte días trabajando en casa de un matrinomio, la dueña la despidió porque Lucrecia no sabía cómo poner una lavadora, ni siquiera cómo se usaba un grifo. Fue entonces cuando buscó refugio en una discoteca abandonada en Aravaca, donde ya dormían unos cuantos inmigrantes. Nunca imaginó que días más tarde un grupo skin-neonazi capitaneado por un guardia civil la mataría a tiros.

Sus asesinos pasaron el día bebiendo. Alguno de ellos propuso “dar un susto a los sudacas” que vivían en el local abandonado. Esa misma noche Lucrecia Pérez Matos fue asesinada, y otro de sus compañeros dominicanos, César Augusto Vargas, resultó herido grave. Los cuatro asesinos (tres menores de edad) fueron detenidos a los 14 días y lo confesaron todo ante la policía. Uno de ellos aseguró que tras el asesinato, el guardia civil (el único mayor de edad) dijo refiriéndose a los dominicanos: “Se han comido tres plomos como tres chuletas de cordero. Que se los repartan como puedan”. Lo cuenta el presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, en su libro ‘Los crímenes del odio‘, que debería ser de lectura obligada en todos los colegios.

“Los asesinos no buscaban a Lucrecia Pérez Matos, sus disparos fueron indiscriminados contra los dominicanos que cenaban una sopa a la luz de una vela. El objetivo era cualquier inmigrante que tuviera el mismo color de piel que Lucrecia. Ella había nacido en la República Dominicaba treinta y tres años antes y su muerte fue el primer asesinato xenófobo oficialmente reconocido en España, aunque con toda seguridad hubo otras víctimas anteriores. Sencillamente la mataron por ser inmigrante, pobre y negra; el odio, albergado en gente desalmada, era la pólvora del crimen” (Pág. 114 de ‘Los crímenes del odio’).

El guardia civil que los comandaba, Luis Merino Pérez, fue condenado (como autor responsable) por un delito de asesinato y otro en grado de frustración, con la concurrencia en ambos de las circunstancias agravantes de disfraz y allanamiento de morada, a un total de 54 años de prisión, 30 y 24 años por cada delito respectivamente. En calidad de coautores de ambos delitos, la sentencia condenó a Felipe Carlos Martín Bravo, Víctor Julián Flores Reviejo y Javier Quílez Martínez a 24 años de prisión a cada uno, es decir 15 y 19 años respectivamente por cada delito. Aunque se les aplicaron los mismos agravantes, el hecho de que fueran menores se consideró atenuante.

La sentencia estimó que los agresores, integrados en grupos skinheads, actuaron movidos por sentimientos “racistas y xenófobos”, con un “ánimo de muerte indiscriminado y dirigido contra todas las personas que se encontraban en la habitación”.

Sin embargo, mientras Luis Merino Pérez sigue en la cárcel, los tres coautores del crimen, a los que ya se les aplicó el atenuante de minoría de edad, salieron en libertada en enero de 2001, cuando entró en vigor la Ley de Responsabilidad Penal de Menor. De no ser así, hoy en día seguirían en la cárcel.

El pasado 13 noviembre se cumplieron 18 años del asesinato de Lucrecia Pérez Matos. No he visto ni una sola mención en la prensa.

ACTUALIZACIÓN (7/11/10): Gracias a un comentario en Menéame confirmo que soy un despiste con patas y me parto de buena mañana. Me río de mí misma, quiero decir. Si el 13 de noviembre no ha llegado todavía (aunque yo juraría que sí), imposible que la prensa mencione el aniversario de la muerte de Lucrecia. Ojalá que en unos días no haya que rescatar este post.

Anuncios

11 Respuestas a “Por Lucrecia Pérez Matos

  1. escalofriante el crimen y el que no se recuerde

  2. Pingback: Tweets that mention Por Lucrecia Pérez Matos | Alderrai -- Topsy.com

  3. Pingback: 18 años del asesinato de Lucrecia

  4. Pingback: 18 años del asesinato de Lucrecia | La crónica digital

  5. Una total vergüenza producto de la ignorancia intolerante.

  6. Si hubiera que recordar a cada asesinado de este pais..

  7. Te faltó comentar el año de los hechos. Gracias por reflotar esto, no tenía ni idea.

  8. Una cosa, busqué los nombre de los “menores”, encontré cosas interesantes, como esta. Yo he flipado la verdad

    http://felipecarlosmartin.blogspot.com/

  9. Pingback: 18 años del asesinato de Lucrecia | La crónica digital

  10. Este grupo cuenta la historia de Lucrecia en el track 9 “sueño roto”
    http://www.war4.es/maquetas/arrythmical-notes-insurgencia-personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s